Plaza Urquiza

Plaza Urquiza

03
El Gobernador Marcos Paz en su mensaje del 16 de julio de 1858, pone a consideración de la Honorable Sala de Representantes, la compra de una manzana al norte de la ciudad para destinarla a Plaza Pública, dado el crecimiento de la población hacia ese rumbo.
Una vez autorizado el gobierno a comprar dicha manzana ubicada a seis cuadras al norte de la Plaza Principal, entre las calles San Martín y Muñecas, decreta la utilización de la misma para la creación de una Plaza Pública que llevará el nombre del General Urquiza; en el año 1872, se ordena la mensura y amojonamiento de la Plaza Urquiza. Cabe destacar que en el año 1873 y luego en el 1875 la municipalidad ordena la rectifiación de los ejidos de la ciudad, que anteriormente tenía como límites las calles de ronda, y a partir de los trabajos derivados de dichas ordenanzas, se corren los mojones a las actuales avenidas que enmarcan la ciudad, y a partir de la ordenanza del 14 de Febrero de 1879, quedarán delineados los boulevares con su amplitud actual. A partir de un acuerdo de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, del 7 de mayo de 1880, se procedió al arreglo y embellecimiento de la plaza. En torno a la Plaza Urquiza, enmarcada con el Boulevard, fueron construyéndose importantes edificios de instituciones públicas y privadas, que le conferirían a toda la zona una gran importancia en el orden social y cultural.