Casa Histórica de la Independencia

Casa Histórica de la Independencia

El recinto donde se firmó la Independencia de las Provincias Unidas de Sudamérica ha llamado la atención de numerosos estudiosos interesados por investigar numerosos aspectos de tan trascendental acontecimiento: quienes fueron los congresales, como era la vida cotidiana de aquél entonces entre otros asuntos. Además se interesaron por la familia que habitaba el inmueble al momento del Congreso, las instancias de alquiler y venta de la casa al Estado, así como las modificaciones administrativas, arquitectónicas y museográficas que atravesó la propiedad. Pero ¿Cuándo comenzaron a realizarse festejos patrios en la Casa Histórica? Durante la primera mitad del siglo XIX se llevaron a cabo algunas celebraciones convocados desde el estado provincial y que contaban con discursos de figuras vinculadas a la elite política provincial. Recién a fines del siglo XIX esta Casa se convirtió en símbolo de la nacionalidad argentina, cuando miembros de la Sociedad Sarmiento en conjunto con estudiantes de las Universidades de Córdoba y Buenos Aires y estudiantes secundarios de diferentes geografías provinciales comenzaron a realizar peregrinaciones patrióticas al "santuario de la patria". Las visitas a la Casa histórica, que trascendieron las fronteras locales, se repitieron durante toda la década de 1890 convirtiéndose en un ritual patriótico hasta que en 1906, el Intendente General de Policía de Tucumán, propuso que la peregrinación patriótica fuera "costumbre tradicional y que el poder ejecutivo invite al presidente y sus ministros".
Casa Histórica

Casa Histórica

casaHistoricaPortada
La Casa Histórica de la Independencia es un edificio histórico localizado en el centro de la ciudad argentina de San Miguel de Tucumán, donde un cuerpo de delegados de la mayoría de las Provincias Unidas del Río de la Plata, conocido como el Congreso de Tucumán, proclamó la declaración de independencia de la Argentina, el 9 de julio de 1816.