Biblioteca Sarmiento

Biblioteca Sarmiento

A principios del siglo XX la Sociedad Sarmiento, que en 1882 había surgido de las inquietudes literarias de alumnos, egresados y maestros de la Escuela Normal y el Colegio Nacional, acrecentó su prestigio hasta convertirse en una asociación clave para la cultura tucumana. Desde ese rol vertebró las prácticas culturales e intelectuales de diferentes sectores de la capital y del interior interesados en debatir propuestas e iniciativas para el desarrollo y progreso de la provincia.
El prestigio obtenido por la Asociación se materializó en la construcción de un local propio, inaugurado en 1909. Por esos años también se propuso en una de sus reuniones la creación de una casa de altos estudios, lo que se concretó en 1914 con la fundación de la Universidad de Tucumán. Este importante emprendimiento no debe opacar otros procesos que se dieron en la Sociedad Sarmiento y que contribuyeron a generar una formidable herencia cultural. El fomento de un público lector, interesado en asistir a charlas y conferencias sobre las más variadas temáticas; la importancia de inculcar en la población una conciencia cívica y patriótica, sobre todo a partir de los festejos patrios del 9 de julio; la consideración de las condiciones de vida de los trabajadores y las propuestas para su mejora; por último, la incorporación activa de las mujeres –decidida en el cambio de estatuto de 1902- a un mundo de sociabilidad cultural y literaria que se había mantenido preeminentemente masculino hasta entonces.