Museo Avellaneda

Museo Avellaneda

La vivienda que alberga actualmente al Museo Histórico Provincial fue construida entre 1836-1837 por el arquitecto Pedro Etcheverry por encargo de José Manuel Frías, quien gobernó la provincia entre 1828 y 1829. Conocida como "la casa de las 100 puertas", fue un importante centro de la vida social tucumana, testigo de trascendentes sucesos de la política provincial. En ella vivió Marco Avellaneda, gobernador en 1841, líder de la Liga del Norte que enfrentó a Juan Manuel de Rosas, y padre de Nicolás Avellaneda, primer tucumano en presidir la Nación.
En 1941 fue declarada Monumento Nacional y a partir de 1957 funcionó en ella el Museo Provincial de Bellas Artes, hasta que, durante el último gobierno militar en 1976, fue creado el Museo Histórico Provincial "Presidente Nicolás Avellaneda". El patrimonio del mismo incluye mobiliario, documentos escritos, monedas y medallas, retratos de gobernadores tucumanos realizados en carbonilla por la destacada artista Lola Mora, entre otros objetos representativos de la historia provincial. Un lugar destacado lo ocupa la Jarra de Ibatín, reliquia procedente del primer asentamiento de San Miguel de Tucumán, localizado en las cercanías de la ciudad de Monteros en los "Campos de Ibatín", donde se alzó la ciudad hasta que en 1685 fue trasladada al sitio de La Toma, lugar donde se emplaza actualmente.




Museo Histórico Provincial Pte. Nicolás Avellaneda

Museo Histórico Provincial Pte. Nicolás Avellaneda

01
En el solar fundacional ubicado según la traza actual en esquina Crisóstomo Álvarez y Congreso ochava Noreste, Juan Sánchez Sambrano construyó su casa, cediéndola en capellanía a la Iglesia Matriz, en beneficio de su hijo el Sacerdote Juan Sánchez Sambrano en el año 1710. En el año 1729 Diego Domínguez compra la propiedad; al morir deja una casa y fracción del solar ubicada en la parte Noroeste del solar a su hija Margarita casada con Francisco Javier Villafañe, quien la puso en capellanía.
Juan Manuel Silva compra esta propiedad y construye su casa. Al morir reparte sus bienes dejando la casa indivisa para todas su hijas. A lo largo de la primera mitad del siglo XX, los herederos dividen la propiedad en dos casas iguales, y por diferentes escrituras de compraventa regularizan el dominio de las mismas.
El Gobierno de la Nación expropia en el año 1957 la casa y sitio de congreso 56 a los herederos poseedores del mismo.
En el mes de agosto, a días 8 del año 1958, el Gobierno Nacional solicita la inscripción del sitio en el Registro Inmobiliario, a su nombre.
El 7 de julio de 1976, el gobierno militar crea el museo Histórico Pte. Nicolás Avellaneda, por ley N° 4500, como dependencia Consejo Provincial de Difusión Cultural. Aunque la ley no especifia el lugar, el mismo se instala en el edifiio sito en calle Congreso 5612.