Mercado de Medina

Mercado de Medina

04

En el año 1897, el gobierno de Tucumán compra a Damiana González de Bulacio un terreno ubicado en la Villa de Medinas, a una cuadra al oeste de la Plaza. Dicho sitio lo adquirió la vendedora, parte por herencia de su Abuela María González y otra parte lo heredó de su hija Felisa Bulacio, quien a su vez lo heredó de su padre Pedro Bulacio, esposo de la otorgante. Este terreno fue adquirido por el gobierno para la construcción del mercado de la villa.