Iglesia Santo Domingo

En 1785, la orden de los dominicos se acento en la actual iglesia, otorgada por la orden de los franciscanos. Al llegar los dominicanos, vieron que la iglesia se encontraba en pésimas condiciones, esto se lo puede saber, debido a los documentos que relatan: “Celdas en ruinas, sin muebles, ni puertas, y cuando las tenían, carentes de cerraduras cinco campanas quebradas, y sin badajo”.

Luego de unos años, cuando se efectuó la batalla de la independencia en Tucumán, se encontró un relato del sacerdote, que nos narra como una bala impacto en la torre de su iglesia y rompió ladrillos y tejas.

En su interior se encuentra la imagen de Nuestra Señora del Rosario hecha en Cuzco, Perú, esta imagen se encuentra tallada en madera, con una peluca, y recubierta de telas. En antiguos documentos podemos encontrar la procedencia de la misma, “esta virgen  traída del Perú por un indio trashumante, se convierte en objeto de veneración en la casa de su mujer, de nombre por Juana Paya, que vivía en los alrededores de Ibatín”, es así, que la imagen de la virgen es de gran antigüedad.

En el interior de la iglesia, también nos encontramos con la presencia de un órgano de gran porte, ya que la iglesia es sede de importantes conciertos litúrgicos religiosos y en ella funciona actualmente la Universidad del Norte Santo Tomas de Aquino.