Iglesia San Francisco

Iglesia San Francisco

El tempo de San Francisco formó parte del primer emplazamiento de la ciudad de Tucumán en el sitio de Ibatín. En el nuevo sitio de "La Toma", en la actual San Miguel de Tucumán, la iglesia se ubicó en la "manzana de los jesuitas", en la que funcionaba también el convento y un colegio. Al decretar el monarca Carlos III la expulsión de la orden en 1767 el convento, la iglesia y el colegio pasaron al clero secular, y en 1785 fue transferido a los franciscanos. El conjunto tuvo diversos usos, residencia de gobernadores, de obispos, cárcel de mujeres, alojamiento y enfermería para las tropas de Manuel Belgrano luego de la Batalla de Tucumán.
En 1873 se demolió el antiguo templo, dándose inicio a la construcción de uno nuevo, que fue inaugurado el 26 de setiembre de 1891. Entre sus festividades religiosas se destaca el 23 de septiembre en veneración a "San Miguel Arcangel". Recientemente se han realizado una serie de intervenciones de restauración por parte de arqueólogos y arquitectos tucumanos, quienes pusieron en valor un rico patrimonio cultural. El Templo de San Francisco fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1964.